Iván Clavería Clark o el Maestro Iván de la Radio

Hits: 256

Por: Miguel A. Gaínza Chacón

Santiago de Cuba, 10 sep.- Iván “pintaba” artista desde niño. Y eso no pasó inadvertido para Wilfredo Socías Verguelich, escritor y locutor radial, y su esposa Ada Poveda, en la radioemisora Mambí, en Santiago de Cuba.

Y así, a los ocho años, Iván Clavería Clark -mediante un Círculo de Interés- entró a “Mambí”, la planta radial situada en el reparto Sueño de esta ciudad. O mejor, como dice el propio Clavería, mi casa.

Sobresaliente personalidad del medio radiofónico, miembro de la Uneac y de la Upec, 46 años después acaba de recibir El Micrófono de la Radio, que si bien no es el Premio Nacional de Radio, él lo considera como tal por su altísima significación para cualquier trabajador del medio.

En este casi medio siglo entre cabinas, paredes revestidas, consolas, micrófonos, computadoras, Clavería atesora una historia hermosa, que efectivamente comenzó de la mano de Socías y Ada.

“Ellos fueron los que a través de cositas en el barrio y cierta inclinación artística mía, me convidaron a venir a la emisora. Mi familia aceptó pero no era sencillo trasladarme desde mi casa hasta Sueño; la programación era en vivo y había que salir de la escuela, la número 52 Rodolfo Mederos, en Santo Tomás, ir al hogar en San Antonio, entre Santo Tomás y San Pedro, donde sigo viviendo, moverme hacia la planta radial… No era fácil.

“También le agradezco a Nina Acosta, que ahora dirige Las Reinas del Tabla’o, su apoyo en estas lides de acompañarme, traerme, llevarme…”

El diálogo fluye en una oficina de “Mambí”. Estoy ante un maestro del medio. Apenas ha comenzado la mañana y las palabras obligan a un alto en su tarea habitual, con el compromiso de optimizar el tiempo mediante la síntesis.

“Y ahí empezó el camino en la radio, por el círculo de interés y sus categorías: corresponsal, locutor, escritor y director de programa. Cuando uno llega a todo eso ya está articulado para el trabajo en la radio. Y lo primero que hice fue la locución de los programas infantiles: Corresponsal Mambisito, Recreo, Variedades, Alegría Infantiles, Polichinela… aquí en Radio Mambí “nació” Iván el trabajador de la radio.”

Vino entonces una etapa complicada. No falta la radio pero los estudios secundarios exigen más y más. Pero lo que viene para uno no hay quien lo cambie, e Iván se va a la Unión Soviética a estudiar ingeniería metalúrgica, algo bien alejado del micrófono. El frío aterra a muchos cubanos y a más de 9 500 kilómetros de su terruño calientico, la vida da sus vueltas e Iván, por carambola, hace radio y TV en ruso y eso lo ayuda y se convierte en el primer cubano que gana la Olimpíada Internacional de Ruso en Moscú y siguen los reconocimientos, el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en la Capital soviética. Mas el frío se hace insoportable.

“Tuve que regresar. No terminé la carrera por enfermedad. No me adaptaba al frío; aguanté cuatro años… pero no me adapté. Y al llegar aquí me vinculo de nuevo a la radio…hasta hoy.”

Clavería Clark hace locución en el Carnaval Santiaguero y en otros espacios de la emisora; luego se proyecta hacia la dirección de programa “y ayudar a trasmitir lo que he aprendido a todo el que ha ingresado, el que continúa, el que vendrá. Y eso me satisface mucho”.

Sobre el promocionado Micrófono de la Radio, Iván asume la respuesta con determinación:

“Este reconocimiento de ahora, para mí es como si fuera el Premio Nacional de Radio; está instituido desde 1992 y es una alta categoría en los galardones de la radio. Y yo en verdad, me siento muy comprometido, muy agradecido por esta decisión del Consejo de Dirección de Radio Mambí al enviar mi propuesta hacia el Instituto…

“Ya yo tengo todos los sellos, muchísimos reconocimientos: Maestro de la Radio, por la Asociación Hermanos Saíz… y eso te va llenando de emociones, de comprometimientos con el trabajo que uno hace.”

Iván continúa muy activo. Se mantiene en la dirección de programas; es miembro de jurados; pertenece al Consejo de Evaluación Territorial, que abarca hasta Camagüey. Mientras, en “Mambí” hace varios espacios, a saber: “Café con Música”, “Radiando”, “Noticiero Saeta”, por cierto bastante premiado; también, hace “Acción de Ley”, programas infantiles como “Te quiero cantar”, que es un musical, el “Noticiero Pioneril”… Precisamente, por ahí comenzó la aventura radial de Clavería Clark y el noticiero se llamaba Corresponsal Mambisito, hoy “A conquistar el futuro”.

A sus 54 años, Clavería parece inagotable pues además de Radio Mambí él trabaja en la CMKC Radio Revolución, donde está responsabilizado con el “Concierto Informativo” y durante cuatro años y hasta muy poco tiempo hacía también “Tridimensional”, y “Generación”… Así y todo:

“Considero a ‘Mambí’ mi casa. Puedo ir a municipios si me lo piden; incluso yo tuve que ver hace veintipico de años, con la constitución de varias emisoras: la Triple M, en Tercer Frente; Radio Coral, en Guamá; Sonido SM, en Songo La Maya; Radio Titán, en Mella… y hay cosas que se quedan impregnadas en uno, que valen mucho. Mis amigos colegas siempre quieren que yo vaya al menos un momentico. Y eso estimula.”

“¿Qué espero de la radio? Que sea mucho más familiar, con todo y la tecnología; que se parezca a la gente a quien le dedicamos la programación; que sea ese vehículo de comunicación y de retroalimentación que tenemos, tan rápido como llamar por teléfono. Y que la gente diga ‘este programa me gustó’, ‘este no’; ‘me gustaría que trataran esto’. La radio es muy efectiva: ahora mismo dices una cosa y sale dentro de unos minutos, unas horas, a lo sumo al otro día. Pero no a los 15 días. La efectividad de la radio no la consigue otro medio.”

Alcanzó casi exactamente el cuarto de hora previsto. Y allí siguió Iván con su Micrófono de la Radio y sus programas por dirigir.

Emisora Instrumental CMDV RADIO SIBONEY
Shale theme by Siteturner
Scroll Up