Quiero creer con Martí que “no son inútiles la verdad y la ternura”

El más universal de los cubanos. Nuestro contacto más preciso con la futuridad. José Julián Martí Pérez (1853-1895), aquel hombre que parece no haber soltado la pluma nunca.

Cada cubano tiene a su Martí, lo prende a su vida y a su pensamiento.

Según Cintio Vitier, uno de sus estudiosos más fervientes, Martí hizo cátedra de la noticia y laboratorio del suceso. Gabriela Mistral advirtió en él, la condición arcangélica.

Quiero imaginar como sería Martí frente al micrófono, quiero acercarme a él desde sus propias palabras, quiero preguntarle. Martí es un desasosiego perenne.

Esta es nuestra crónica de hoy. Le invito a escucharla.

Impactos: 253

Entradas relacionadas