Alejandro Almenares: la trova en sí misma

Dicen que hijo de gato caza ratón, o que hay gente que viene con los genes inequívocos, que tal parece marcada a fuego para un destino. Esas frases, esos refranes, parecen estar describiendo a Alejandro, el hijo de Ángel Almenares. 

Si su padre pudo conformar la historia típica de los trovadores de esta ciudad, su hijo no ha sido menos. 

El primero, Ángel Almenares, nacido en 1902, fue un reconocido timbalero antes de convertirse, a fuerza de estudio autodidacta, en uno de los guitarristas acompañantes más solicitados del ambiente bohemio santiaguero. Fue, además, compositor de famosos boleros como Ya te olvidé.

El segundo, Alejandro Almenares, aprovechando el ambiente trovadoresco que bebió desde pequeño, comenzó a jugar con cuanta cosa pareciera una guitarra. Así, mientras escuchaba cantar a famosos cantautores en la cocina de su casa, se fue impregnando de las sonoridades de la trova más auténtica. Empezó a atesorar anécdotas y vivencias, y poco a poco se fue convirtiendo en una especie de sabio popular, de catálogo público o a la mano cuando se quiere saber sobre una grabación o un músico de este país. 

Como si lo anterior fuera poco, ahí está el trabajo de años de Alejandro Almenares con el Cuarteto Patria y Eliades Ochoa, y sus grabaciones con Elena Burke, Omara Portuondo o Beatriz Márquez. 

Por todo eso, y por lo que falta por escuchar de él, de ese muchacho que se hizo carpintero por si lo de “la cantadera” fallaba, es que se ha decidido dedicarle a su obra y a su persona el 58 Festivalde la Trova Pepe Sánchez, a celebrarse de forma on line desde hoy y hasta el venidero viernes 19 de marzo. 

Sobre él también habrá una ponencia, “Alejandro Almenares: el último trovador”, de Lorenzo Jardines, dentro del evento teórico del encuentro; se hará la presentación del documental “La trova eres tú”, de Antonio Mora; y se aprovechará además el contexto de la cita para entregarle la Distinción Por la Cultura Nacional. 

Sin dudas será una oportunidad de homenajear siquiera mínimamente a quien, sin exageración, es en sí mismo el 25 por ciento de la trova santiaguera.      

Impactos: 16

Entradas relacionadas