Al aire: Conquistando el futuro

Por: Nazín Salomón Ismael / Fotos: Autor

Santiago de Cuba, 21 ene.- Hace algunos días, entusiasmado por la elocuencia de un grupo de pequeños gestores de información, que engrandecen con su quehacer el alma de ese importante referente cultural que es la emisora CMKW Radio Mambí, en Santiago de Cuba, me propuse conversar con algunos integrantes del proyecto infantil A conquistar el futuro, próximo a cumplir su noveno cumpleaños.

La pregunta obligatoria, como es de suponer, fue: ¿por qué te gusta la radio? Lo maravilloso del caso, entonces, fue disfrutar la diversidad de respuestas provenientes de niños de 7 a 15 años, quienes no dudaron en contestar con la sinceridad y lucidez que los hace especiales.

“Desde muy pequeña he querido ser periodista, y ahora, con 15 años, puedo decir que he encontrado en la radio una cantera de conocimientos que me ha permitido acumular experiencia en este arte”, respondió Naidelys Hernández Rutier, estudiante de 10mo grado en el Instituto Preuniversitario Rafael María de Mendive.

“Gracias a este proyecto -continuó-, he aprendido sobre muchos temas que desconocía, visitado diversos sitios históricos y culturales de interés, y mejorado mi capacidad de expresión y creación literaria. Actualmente, me desempeño como guionista y locutora en el programa, lo que me ha servido para dar mis primeros pasos en la televisión local.

“Por otro lado, trato de promover la afición hacia el medio entre mis compañeros más jóvenes y que recién comienzan, para que puedan desarrollar el lenguaje, el léxico, y ampliar su capital cultural, pues serán quienes continúen con esta bella labor”, concluyó.

al aire11A conquistar el futuro es un noticiero juvenil, que sale al aire los lunes, miércoles y viernes a las 7:20 de la mañana, como parte de la Revista Radiando, y con solo 5 minutos de duración. Trata sobre el quehacer de los pioneros santiagueros desde sus organizaciones y cotidianidad. De igual forma, a través de los diferentes géneros periodísticos, abordan contenidos históricos de forma novedosa y refrescante, siendo el estudio de la vida y obra de José Martí uno de los temas más recurrentes.

“Durante los cuatro meses que llevo en el programa -comentó Patricia Soto Acosta, estudiante de 6to grado en la escuela Carmelo Noa-, he aprendido nuevas facetas del pensamiento y creación del Héroe Nacional, en especial sobre su vínculo con las artes, a través de su afición al diseño de vasijas y pintura en lienzos”.

“Durante este tiempo he aprendido a profundizar en las investigaciones que requieren los reportajes, comentarios y otros trabajos que realizo para la emisora, lo que nos sirve además en nuestros estudios académicos. Aunque hasta el momento quisiera ser doctora, no descarto la posibilidad de estudiar periodismo, siempre me servirá todo lo que he aprendido en este espacio”.

Con 13 años el joven Elton Ibarra Rodríguez también desea ser periodista, por lo que decidió hacer un casting para formar parte del programa, y, tras superarlo satisfactoriamente, se ha mantenido durante tres años como una de las voces principales en cada edición.

“Siendo uno de los que poseen actualmente mayor experiencia, trato de ayudar a mis compañeros para que puedan perfeccionar la dicción, interpretación de los textos, hacer una correcta implementación de conversaciones cordiales durante las lecturas…Somos un equipo, y como tal nos comportamos, así el trabajo fluye con calidad y aprendemos todos”.

Por otra parte, Marcos Antonio Mora Díaz, estudiante del seminternado Roberto Rodríguez Sarmiento, refiere sentirse más motivado cada día desde que ingresó al círculo de interés, y esto se debe a que “en él encuentro diversas propuestas culturales, lo que perfecciona mis aptitudes para la comunicación. Yo quiero ser cantautor, y las locuciones en la radio me ayudan a mejorar el léxico, la proyección, y la creatividad en las letras de mis canciones”.

Zaida Urgellés Torres, abuela de una de las pequeñas radioaficionadas, decidió compartir con Sierra Maestra su sentir con respecto a este proyecto, pues, como muchos otros familiares, ha acompañado a su nieta durante años a cada producción, siempre apoyando a los instructores, los que califica de maravillosos.

“Durante este tiempo -dijo-, he sido testigo de la excelencia en cada una de las actividades que a través de la emisora se realizan. Estas son maneras para motivar a los niños, pues aquí se promueve la buena cultura en todas sus formas. También se crean valores positivos en cada uno de ellos. Por tanto, sería bueno que todos los niños santiagueros pudiesen escuchar este programa pues en él se dan a conocer todas las actividades que realizan en sus escuelas y se tratan temas muy interesantes que ayudan a su formación”.

El programa, coordinado desde sus inicios por José Antonio Bravo Marcos, ha abierto sus puertas a más de 865 niñas y niños, los que tienen a su alcance una vasta preparación mediante talleres, encuentros teóricos, e intercambios con otros medios de comunicación dentro y fuera de la ciudad, todo con el fin de perfeccionar el talento innato de cada uno de ellos, especialmente en la locución.

“Hoy trabajan con nosotros 86 niños de distintas edades, y a pesar de la complejidad que esto conlleva, el resultado es excelente”, expresó Bravo Marcos.

“Cada uno de ellos posee peculiaridades y aptitudes que condicionan también el trabajo de todo el equipo de realización, y según su desempeño y evolución se tratan, así potenciamos sus habilidades, especialmente en la locución y conducción de programas”.

Junto al coordinador se encuentra el operador de audio, misión a cargo de Oscar Quintana; y la asesoría de Arlety Manzano; todos bajo la dirección de Iván Clavería, cuya intervención era necesaria ya que de su capacidad y destreza surgió la idea de confeccionar todo un espacio para los niños, y protagonizado por ellos.

“El 22 de enero cumpliremos nueve años. Esta idea fue la continuación de una primera propuesta a la que llamamos Aquí pionero, y surgió como un homenaje a la niñez de tantos que, como yo, surgimos de un círculo de interés de radio. La emisora Radio Mambí siempre ha sido una de las que potencia el trabajo con pioneros y jóvenes, gracias a esta labor social y comunitaria no se ha detenido.

“Nuestro objetivo siempre ha sido que los niños santiagueros y las organizaciones a las que pertenecen se sientan representados en la radio local. Contamos con estudiantes provenientes de muchas escuelas, por lo que la diversidad es indiscutible. Nos reunimos dos sábados al mes para grabar los programas, y realizamos encuentros de locución, técnica de redacción, y dramaturgia, siempre buscando incentivar sus deseos de trabajo en la radio.

“Este es el único programa de su tipo en la provincia. De este han salido locutores, escritores, corresponsales de prensa, y desde que comienzan tratamos de brindarle todo nuestro apoyo para que en sus centros de enseñanza o en el hogar sean conscientes del trabajo que hacen. También buscamos tener una mayor organización y mejor gestión de las informaciones que la escuela pueda aportar, pues no olvidemos que esta es la principal fuente de investigación.

“Durante casi una década hemos tratado de ser un símbolo de representatividad mantenido con mucho corazón, y contentos de ver cómo se crean cosas bonitas para los niños, y cómo ellos crecen haciendo algo que aman y respetan. Todas las voces son bienvenidas, nosotros las corregimos para que hablen bien y con la interpretación requerida”.

Impactos: 86

Entradas relacionadas