FLORA

Despedir  a una persona siempre es difícil, mucho más si ha sido tu compañera de trabajo, si has intercambiado con sus gestos, su sonrisa, su empeño por más.

Flora Zayas Mora nos deja sorpresivamente, cuando iba a iniciar su sexta década de vida.

Su experiencia en el sector educativo también la volcó en la radio. Dirigió y asesoró programas de diverso corte en la radio santiaguera, reflexivos, revistas de participación, musicales, espacios para la familia…

Flora Zayas fue una muestra de superación, de como la radio fue calando en ella, como la fue atrapando. Le vi ganar en solidez, en seguridad, en filosofía de trabajo.

Recuerdo nuestra primera experiencia radial, de estreno casi. Ella se fue extasiada hasta el mundo de la personas invidentes y su manera peculiar de apreciar la música, como sentían las notas, como percibían colores, como imaginaban a través del poderío inextinguible del pentagrama. Fue aquel un hermoso programa.

Cada vez que veía a esta dama de ébano rumbo a su casa, con su paso firme, con sus libras en el asfalto… Cuando iba por esos caminos de vuelta al encuentro con sus hijos, con su familia,  siempre  me daba la impresión de una mujer guerrera, de esas a la que la vida le impuso muchos desafíos.

A su familia, a sus amigos, a todos los que la apreciaban, vaya nuestro abrazo en momentos tan aciagos.

¡Qué días estos!

Despedir  a una persona siempre es difícil, mucho más si ha sido tu compañera de trabajo, si has intercambiado con sus gestos, su sonrisa, su empeño por más. Y con eso nos quedamos, Flora. Gracias, gracias, gracias.

(Imagen tomada del muro de FB de su hija Evelyn: FLORA y sus hijos, Evelyn y Lyan Bell Zayas)

Impactos: 131

Entradas relacionadas