La danza en Santiago: ¿Epour se muove?

Por: Pascual Díaz Fernández (Colaborador de Radio Siboney)

Santiago de Cuba, 12 jul.- Son muchas las razones a las que se puede recurrir para argumentar el llamado estancamiento de la creación artística danzaria en Santiago de Cuba. Se pueden mencionar, entre otros, la falta de recursos, los desaciertos de la programación, la escasa información actualizada, la falta de motivación; en fin, la lista podría ser tan laberíntica e indescifrable como un papiro o un dazibao.
La dialéctica demuestra que toda fortaleza puede transformarse en debilidad, así como que, si no se evidencia la crisis, no puede superarse, y, por último, si quieres lograr algo diferente, no puedes seguir haciendo lo mismo. Quien echa una ojeada a nuestros colectivos se percata de que la mayoría son jóvenes y sin una formación académica regular. Igual sucede que no hay estabilidad laboral, debido, sobre todo, por un lado, a la diversidad de opciones en otros espacios; y a la falta de la evaluación requerida, aunque eso no lo sea todo.

Pero, a pesar de todo, la danza se mueve. En el Ballet Folclórico de Oriente, gracias a un hermoso trabajo de conjunto, Jesús La Rosa estrenó Cimarrón, un paso más en el camino iniciado por Wemilere a Changó, con los que la compañía va forjando un camino. En el Ballet Folclórico Cutumba, luego de Cosas de la Campiña, se empeñaron en El Elegido de un sueño, más complejo y profundo. Pero hay que tener un pensamiento contemporáneo hacia el folclor. En tal sentido, puede mencionarse a Kokoyé.

Teatro de la Danza del Caribe tiene como línea fundamental de trabajo la preservación de la obra del Maestro Eduardo Rivero, pero no se puede dejar de lado el saber que la danza moderna ya cumple un siglo de existencia. Ballet Santiago existe gracias a su virtud de permanecer; más vale poco y bueno porque están creando. Ad Livintum triunfa -qué bueno- pero en Europa.

La dialéctica también enseña que los cambios cuantitativos generan saltos cualitativos. El camino más largo comienza con el primer paso. Démoslo ya.

Impactos: 9

Entradas relacionadas