Lino Betancourt: escribir la trova

 Literatura y música vuelven a unirse desde las páginas de Lo que dice mi cantar, un texto de la autoría de ese maestro que fue Lino Betancourt y que nos devuelve por los caminos de ese género inherente a nosotros.  

Lo que dice mi cantar está escrito como la historia que le cuenta un vecino suyo. La maestría de su autor así se lo propuso y así nos llega el volumen, con anécdotas sobre cómo surgió determinada canción de la trova cubana, o por qué el apodo a determinado artista, ello junto a pasajes singulares y curiosos de la vida de músicos y trovadores que vivieron y desarrollaron su obra en los siglos XIX y XX. 

De lectura fácil y ligera, si se adentra en las páginas de Lo que dice mi cantar se topará con epígrafes como Una serenata que hizo historia, Trovadores peloteros o peloteros trovadores, y hasta de Los falsos autores de canciones cubanas.

Mejor aún, nos aclara, por fin, ¿quién inventó el mambo?, cuál es La casa de la trova más famosa de Cuba, La verdadera historia de la engañadora, y hasta de Un trovador santiaguero guitarrista de Carlos Gardel. 

Y qué decir de sus palabras dedicadas, como el mismo lo escribe, a los ignorados en el cancionero cubano, y Los poetas ignorados en la música. 

De eso y más nos cuenta Lino Betancourt en este libro suyo, publicado en el 2015, dentro de la colección A guitarra limpia, del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau. 

Unas 405 páginas y fotografías del archivo personal de su autor conforman este volumen, que incluye además fragmentos de canciones y de entrevistas a protagonistas de las historias que nos narra. 

En días recientes, en que tuvimos trova desde el centro y el oriente de nuestro país con el Festival Pepe Sánchez y el Encuentro Trovándote, este libro se convierte en una excelente forma de extender esa música a nuestra vida diaria.

Impactos: 16

Entradas relacionadas