Monumentos en la carretera Siboney: la verdadera historia

Por: Lidiuska Cardero Diéguez

Este 18 de abril en Santiago de Cuba se celebra el Día Mundial de los Monumentos y Sitios Históricos. En el Parque Céspedes se realiza el acto provincial en el que se reconoce la labor de aquellas instituciones dedicadas a la conservación del patrimonio local

Santiago de Cuba, 18 abr.- A lo largo de los 14 kilómetros que separan Santiago de Cuba de la Granjita Siboney se erigen 26 monumentos, indicadores de la ruta que en julio de 1953 siguieron los automóviles llevando a los jóvenes que atacaron el Cuartel Moncada con Fidel Castro a la cabeza. Cada uno tiene escrito el nombre y la profesión de los mártires.

Sobre la verdadera historia de estos obeliscos, sus creadores y otros detalles pocos conocidos, el santiaguero Augusto Rivero Más, Premio Nacional de Arquitectura 2017, escribió el libro “26 Monumentos en la carretera Siboney”, volumen que caracteriza de muy necesario, ya que esclarece todo lo referente a estas obras realizadas en 1973 por un grupo de jóvenes arquitectos.

Afirma el autor que fue para el aniversario 20 del Asalto al Cuartel Moncada, cuando el Comandante Juan Almeida Bosque ideó hacer un trabajo que homenajeara el histórico acontecimiento y a los caídos en la acción. Fue entonces la carretera Siboney, vía que guarda especial vínculo con el hecho, el sitio escogido.

Al arquitecto Manuel González, (el Chino) encargó Almeida la responsabilidad de hacer un trabajo paisajístico que resultara más atrayente e interesante el recorrido desde la ciudad de Santiago hasta la Granjita, punto de partida de los jóvenes de la Generación del Centenario que protagonizaron el asalto el 26 de julio.

Para ello primeramente se amplió con vegetación la franja de la carretera 30 metros y luego las 26 señalizaciones monumentarias con los nombres y datos personales de combatientes caídos durante el Asalto al Cuartel Moncada y Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo.

El reconocido arquitecto Rivero Más destaca que fue un trabajo maravilloso por la significación que merece. Reconoce además el empeño de los colegas que junto a él trabajaron: Irene Santa, Jaime Rodríguez, Nila Díaz, Eduardo Suero, Agustín Lubone, Edra Bonne, Eduardo Rodríguez, Mariza Beldaguer, Gleida Rodríguez, Elvira Avilés, Fausto Martínez, Manuel González, (el chino), este último autor de la pieza a Abel Santamaría que se encuentra en la Granjita Siboney.

Gerardo Mosquera, crítico, historiador de arte y uno de los teóricos más reconocidos de la escena artística latinoamericana, valoró este conjunto monumentario como uno de los más importantes que hay en Cuba, avalado por los aportes que hizo al arte contemporáneo desde la década del setenta.

“26 Monumentos en la carretera Siboney” constituye un acercamiento a la verdadera historia de 26 piezas que honran, desde una de las vías más visitadas de la urbe oriental, el patriotismo y dignidad de los cubanos por alcanzar su independencia.

Augusto Rivero Más se destaca por sus múltiples premios y reconocimientos, las responsabilidades emprendidas como docente en centros universitarios y las publicaciones realizadas en Cuba y el extranjero. Ha trabajado en innumerables proyectos de ambientación relacionados con figuras históricas, como el Mayor General Antonio Maceo y el líder africano Amílcar Cabral. Otros se insertan a la vida cultural del país, o al desarrollo del turismo.

Impactos: 83

Entradas relacionadas