Oídos y corazones abiertos al jazz

Por: Indira Ferrer Alonso

Santiago de Cuba, 20 sep.- Suelen decir que en su conjunto, piano, saxo, trompeta, trombón, clarinete, guitarra, batería conjuran el ritmo nacido de un crisol de razas venidas de Europa y África a Norteamérica; pero hace años que el jazz salió de Estados Unidos y perdió la piel negra de sus iniciadores; se multiplicó en otras razas, en otras lenguas y en otras culturas; tal vez porque pone a prueba el talento de sus intérpretes, y la admiración por el talento es vocación universal.

A ese cúmulo de riqueza sonora, abre sus puertas Santiago de Cuba en septiembre. En este año, la séptima edición de Amigos del jazz acaecerá desde hoy y hasta el 23 próximos.

Lugares emblemáticos de la ciudad como el Teatro Martí, la Sala de Conciertos Dolores, el patio La Jutía Conga y el Iris Jazz Club, acogerán a reconocidos exponentes de la Isla y de Estados Unidos.

Magic Sax Cuartet, Iván Acosta y De Cuba somos y la agrupación Influencias participarán en el evento, junto a figuras como Orlando Valle ‘Maraca’, Carlos Miyares, Héctor Quintana y su quinteto, Ácana y Mestizaje, además unos 40 jazzistas norteamericanos dirigidos por Mike Davidson.

El encuentro, que se realiza anualmente en esta urbe desde 2011, difunde lo mejor del jazz hecho dentro y fuera de esta provincia por la cual, según los estudiosos, entró el ritmo a Cuba, a finales del siglo XIX.

Aquí el jazz cuenta con seguidores e intérpretes de gran calidad, que mantienen y enriquecen esta vertiente sonora, precisamente en la tierra que atesora los orígenes de la más auténtica música cubana.

Pero Santiago podría tener un movimiento jazzístico aún mayor que impulsara la apreciación y el disfrute de este género en la población; precisamente ahora que es apabullante la vulgaridad de algunos reguetoneros, muy consumidos por la juventud. Y no se trata de imponer un ritmo extranjero ni de sustituir con este a otras propuestas musicales, sino de darle más espacio en las programaciones de radio y televisión, así como aumentar las presentaciones en teatros y centros nocturnos.

No obstante, en términos de difusión y promoción, vale significar la existencia del Iris Jazz Club, situado en las inmediaciones de Plaza de Marte; un centro que se ha convertido en lo que algunos llaman el eje del auge jazzístico en la ciudad.

Lo mejor del evento que se avecina es que trascenderá este sitio y colmará otros escenarios santiagueros. Para los que asistan por primera vez será impactante la experiencia.

Cuando se unen músicos talentosos armados con sus instrumentos y surge entre ellos una voz excepcional, vibra el alma, se agolpan de una vez los mejores recuerdos y no queda más que disfrutar, como si lo hermoso no fuese a terminar, como si el buen arte fuera infinito.

Impactos: 23

Entradas relacionadas