El tabaco, herencia de nuestra tradición

Lidiuska Cardero Diéguez

Santiago de Cuba, 26 ene.- El tabaco representa historia, cultura, tradición y más que eso, baluarte de la identidad cubana. A su vez, se reafirma como un producto emblemático para el mercado internacional. Ello se ha consolidado por elementos como las lecturas de tabaquería (Patrimonio Cultural de la Nación Cubana), el arte litográfico, la vitolfilia, la herencia generacional, la artesanía y la religión, que actualmente caracteriza y distingue la cultura tabacalera en la isla.
Ya a inicios del siglo XIX, el tabaco se erigía como uno de los productos fundamentales de la economía en el país y comenzó a posicionarse a nivel nacional e internacional como el mejor del mundo, distinción que hoy en día se mantiene y profundiza.

Esta cultura no pudiera interpretarse sin un contexto económico que la respalde. De ahí que en el país, surjan iniciativas para dar respuesta a las inversiones del grupo empresarial Tabacuba en el proceso agrícola, preindustrial y la industria de los puros, con el fin de logar sostenibilidad de esa producción.

Con esa intención, quedó inaugurado en Santiago de Cuba el primer Centro de Beneficio y Despalillo de la UEB de Acopio, Beneficio y Torcido de tabaco, que tiene como sede al municipio Palma Soriano.

Con más detalles sobre este nuevo centro, el siguiente material en audio.

Impactos: 71

Entradas relacionadas