Xiomara Gutiérrez Valera: Líder del Arte Cerámico en Santiago de Cuba

El arte del barro en la ciudad de Santiago de Cuba tiene la suerte y el orgullo de contar con una creadora, que ha consagrado su vida en el plano personal y profesional, a ese hermoso oficio hace varios años.

Es la ceramista y escultora Xiomara Gutiérrez Valera, directora de la Casa de la Cerámica, ubicada en la avenida Manduley del Reparto Vista Alegre-fundada en el 2015 en saludo al 500 aniversario de la villa-, esa mujer que hace posible el estudio, divulgación, consolidación y desarrollo del arte cerámico en esta región oriental del país. 

Graduada de la Academia de Artes José Joaquín Tejada en 1979, miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), es considerada líder de la cerámica. Su vínculo con el barro proviene desde su niñez, mostrando en su mundo creativo la pasión y el amor a la naturaleza, ese vínculo la refleja de modo original en cada una de sus obras ,y en ese transcurrir del tiempo siempre moldea la arcilla en busca de sueños ,  haciendo que sus piezas sean el fiel reflejo de sus preocupaciones, de problemáticas actuales que la distinguen por su particular toque artístico.

Ella comparte de sus impresiones en su labor y de cómo  ha dedicado gran parte de su existencia a esa original manifestación que domina como nadie en plurales técnicas; no solo en la praxis donde cada día toman cuerpo bustos, rostros, platos, vasos, recipientes diversos, jarrones y otras talentosas figuras que adquiere sus propias características por encontrarse al extremo oriente de la isla, condición que le brinda particularidades para el crecimiento de una cultura regional propia.

“Los temas que trabajo fundamentalmente en mi obra son la ecología del medio ambiente, la influencia negativa del hombre en la naturaleza y el rol de la mujer, este último lo abordo muchísimo en mis exposiciones por cómo ha sido valorada y reflejada desde el patrón machista en nuestra sociedad. Utilizo además para ese toque personal  la colocación de los moldes en mis obras como un apoyo o como elemento de textura, primero se trabaja la pieza en el torno ”.

El rostro, la huella y el papel de la mujer es fuente inagotable en su obra artística, musas de inspiración que se convierten en líneas temáticas como definición de su quehacer.

“La labor de nuestros ceramistas, de manera gradual pero progresiva, irrumpiendo como destellos, pero latiendo con fuerza creadora, siempre ahí, dejándose apreciar en el ir  y venir de la gente. Las mujeres manifestándose a plena capacidad no dejan de actuar o mejor, de trabajar, posicionándose en el quehacer artístico santiaguero”.

Eventos en busca de explotar su talento, abren sus puertas para apoyarlas y brindarles desde la misma institución cultural la oportunidad de realizar su labor cerámica, en técnicas expresivas que en el ámbito de la visualidad cubana han sido las menos favorecidas. En circunstancias que el trabajo creador pudiera parecer estancado, ellas están ahí germinando, emergiendo con gran pujanza, con el deseo arrollador de no detenerse  sino de continuar preservando su obra”.

Sin lugar a dudas la relevancia de Proyectos como Mujeres de Fuego y Vínculo Activo, han generado el interés de seguir haciendo cerámica e incorporar féminas  a favor del desarrollo del oficio del barro en el territorio oriental. En la actualidad el espacio de creación se ha trasladado al hogar, por las medidas sanitarias que rigen en este momento debido a la COVID-19, sin embargo la pausa nunca ha sido declarada y pronto contaremos con la evidencia de sus trabajos.   

Impactos: 13

Entradas relacionadas