Un concepto imperecedero

Por: Yaliannis Rodríguez Enamorado

Foto: Tomada de Internet

La historia de nuestra Patria hoy se enaltece. Junto a ella, cada uno de los hombres y mujeres que ofrendaron su vida para que esta Revolución victoriosa fuera posible. Así como este presente que prepondera los derechos y bienestar de los trabajadores cubanos.

Por eso, es preciso recordar no solo esta fecha que, debido a las circunstancias tendrá una celebración diferente, sino también el vital concepto de Revolución pronunciado por nuestro eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, el 1o de Mayo de 2000, en la Tribuna Abierta de la juventud, los estudiantes y los trabajadores por el Día Internacional de los Trabajadores, en la Plaza de la Revolución.

Concepto que cobra cada vez más vigencia y que justo hoy cumple cumple 20 años. Cuentan también las coincidencias de la historia en esta jornada, pues en aquella ocasión, Fidel pronunciaba:

¨…Estamos viviendo días de intensa y trascendental lucha. Cinco meses llevamos batallando sin tregua. Millones de compatriotas, todos casi sin excepción, han participado en ella. Nuestras armas han sido la conciencia y las ideas que ha sembrado la Revolución a lo largo de más de cuatro décadas. En términos reales y concretos, nos hemos enfrentado… a la más poderosa potencia que jamás haya existido en el mundo…¨

En aquella ocasión la lucha adquirió un matiz especialmente agudo. Lo motivó el secuestro del niño Elian González. Hoy también iniciamos el quinto mes de una dura batalla, esta vez, por la vida de muchos en el mundo. Nos enfrentamos también, a un poderoso enemigo, causante de la muerte de más de 160 000 personas en el Planeta, de igual modo, a la ignorancia, egoísmo y ambición del archiconocido enemigo del Norte: los Estados Unidos de América, cuyo actual presidente Donal Trump apuesta por las riquezas y el dinero por encima de la vida.

De ahí que, sea preciso una vez más, enarbolar el concepto de Revolución ofrecido por nuestro Comandante hace 20 años, pero tan útil como aquel entonces. Es preciso tener sentido del momento histórico y actuar en consecuencia. Defender nuestros principios éticos, la unidad, la solidaridad, el desinterés, el altruismo, la modestia y nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, pues, como afirmó el más universal de los cubanos José Martí:

¨Ayudar al que lo necesita no solo es parte del deber, sino también de la felicidad.¨

Impactos: 144

Entradas relacionadas