EMILIO BACARDÍ: La letra y la estirpe

“(…) fue sapiente sin petulancias, erudito sin arideces, novelista sin espejismo, enérgico sin acritudes, negociante sin codicia, amigo sin reservas, generoso sin ambiciones, librepensador sin cauletas, idealista sin utopismos, constante sin tozudeces, paterno sin flaquezas y cubano, siempre cubano”.

Semejantes palabras dedicó el sabio cubano Fernando Ortiz a Don Emilio Bacardí Moreau (Santiago de Cuba 1844-1922).

El 5 de junio nace esta figura capital de nuestra historia. Sobre su aporte literario, una de las vertientes de la profunda huella de su existencia, trata nuestro comentario de hoy. Radio Siboney digital le invita a escucharlo.

Impactos: 116

Entradas relacionadas