JOSÉ MARTÍ, el diálogo permanente con los cubanos

El 28 de enero de 1853 nació “una llama” en la calle de Paula, al decir de Mirta Aguirre. En su pensamiento, Gabriela Mistral apreció “la condición arcangélica donde radican su ternura y su fuerza”y Joel James “su futuridad palmaria”. Por si fuera poco, Cintio Vitier advirtió que Martí “se nos entra en el alma mucho antes de que hayamos podido comprender a cabalidad la trascendencia de su obra”.
Esa capacidad de trascendencia, esa futuridad, esa relación permanente con los cubanos de hoy, son temas compartidos con un martiano esencial como Osmar Oliva Crespo, profesor de la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba. El diálogo ocurre desde su propia casa conocida por La Balbina en el poblado de Boniato. Ese inmueble fue otrora residencia del pintor José Joaquín Tejada a quien Martí calificara como “el pintor nuevo de Cuba”. Ningún mejor lugar para evocarle…

Impactos: 286

Entradas relacionadas