Creación artística entre temas de debate de proyecto de Constitución

Por: Lisandra Romeo Matos | Foto ACN / Alejandro Rodríguez Leiva

La creación artística estuvo entre los temas analizados en el ejercicio de análisis popular del proyecto de Constitución de la República de Cuba, desarrollado en la casa matriz de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM).
La asamblea de debate a la propuesta de Carta Magna contó con la presencia de directivos, trabajadores y artistas del catálogo de esa compañía discográfica cubana, entre ellos el trovador Ray Fernández, reconocido por sus temas inteligentes y llenos de buen humor basado en la cotidianidad del país.

En el Título V del texto, referido a los principios de la política educacional, científica y cultural, Fernández pidió se divida en tres partes, a fin de otorgar el protagonismo merecido a cada uno de esos aspectos en la nueva Ley de leyes.

De la propia sección, el cantautor abogó por que en la Constitución se reafirme que la creación artística es libre, así como también sus formas de expresión, y no otorgar respaldo a la censura con el surgimiento de instrumentos jurídicos que limiten la divulgación de buenos productos culturales desde las disímiles manifestaciones.

Sobre otro de los acápites relacionados con ese sector, el locutor y presentador de programas televisivos, Pedro Pablo Cruz, comentó que hay un vacío legal en materia de cultura, al sólo existir una política que rige esa esfera y, además, se encuentra “alejada de los medios de comunicación”.

Opinó que en lo relativo al Artículo 90, en el cual se expresa que “el Estado promueve la cultura y las distintas manifestaciones artísticas, de conformidad con la política cultural y la ley”, se debe someter a consulta del gremio la futura disposición jurídica que se emita.

En la sede de la EGREM, próxima a cumplir los 55 años de creada, también fue ampliamente analizado el Título II de la propuesta de Carta Magna, vinculado a los fundamentos económicos.

Camila Roca argumentó, en el caso de la propiedad privada -reconocida en la letra de la Ley suprema de la sociedad- la necesidad de esclarecer cuáles son los “determinados” medios de producción sobre los cuales se ejerce.

También consideró necesario modificar el término “concentración” de la propiedad y, en cambio, hablar de un sistema fiscal que regule la generación bien habida de riquezas, a fin de que ello no conlleve a inequidades sociales.

En el apartado de derechos, deberes y garantías constitucionales, uno de los criterios que sobresalió fue el de Bianca Rodríguez, quien defendió la pertinencia de incluir en el cuerpo del proyecto constitucional un artículo sobre la protección animal, y que ello luego genere una ley que regule su tratamiento.

El proyecto de Carta Magna sometido a consulta popular desde el 13 de agosto último y hasta el venidero 15 de noviembre, se compone de 224 artículos, 87 más que la Constitución vigente, la cual data de 1976.

Impactos: 26

Entradas relacionadas