Fidel Castro Ruz no ha estado solo

Por: Lidiuska Cardero Diéguez

Santiago de Cuba, 4 dic.- El 3 de diciembre de 2016 llegaron a Santiago de Cuba las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Rememorando la histórica Caravana de la Libertad que protagonizó el líder en enero de 1959, aconteció su traslado, donde en cada paso por las provincias cubanas, encontró nuevamente el respeto y admiración de su pueblo.

Nueve días de duelo nacional no bastaron para manifestar el dolor profundo de hombres y mujeres agradecidos que despedían al Comandante. Tenía que ser Santiago de Cuba! La ciudad que lo recibió en la infancia, donde el niño vio por primera vez el mar, y donde el revolucionario gestó trascendentales momentos de la historia de esta isla.

El hombre que vivió 90 años de edad a pesar de más 600 atentados organizados por la CIA, entró victorioso a la Ciudad Héroe de Cuba. Esta vez la multitud que lo recibía lloraba, para muchos era el padre, el abuelo, el amigo de todos los niños. Como nunca antes valió la pena esperar, las horas ante el paso de la caravana, el sonido del helicóptero que anunciaba “por ahí viene Fidel”.

Fue a las 7 de la noche el tributo masivo en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, luego de más de 17 km de recorrido por la caravana en Santiago de Cuba, las cenizas de Fidel descansaron en este emblemático sitio hasta el 4 de diciembre cuando se realizó la ceremonia de inhumación en el cementerio de Santa Ifigenia.

Las provincias orientales rindieron homenaje póstumo al líder histórico de la Revolución con la participación de mandatarios y personalidades de distintas latitudes del mundo. Dirigentes de las organizaciones de masas, sociales y de la Unión de Jóvenes Comunistas, en representación del pueblo, expresaron el dolor y reafirmaron la continuidad de las ideas del eterno Comandante. Allí, consternado por la pérdida del hermano y del líder, el General de Ejército Raúl Castro Ruz pronunció las palabras centrales.

Han pasado los primeros 2 años de aquel acontecimiento que estremeció a toda Cuba y el dolor aún se siente, pero a pesar de la partida física, el ejemplo dignidad, rebeldía, humanismo y de resistencia, siguen acompañando a esta isla y a su gente. Así, también las naciones amigas ven en Fidel.

Según estadísticas, Alemania, Italia, Francia, España y Estados Unidos, encabezan la alta relación de naciones de procedencia de los visitantes al monolito que guarda las cenizas del eterno comandante en el cementerio Santa Ifigenia de esta ciudad.

Una cifra más abarcadora, confirma que desde 2016, más de un millón de personas han rendido tributo a Fidel en este sagrado sitio, considerado altar de la Patria. Fidel Castro Ruz no ha estado solo, Cuba y el mundo lo acompañan siempre.

Impactos: 51

Entradas relacionadas