Los asesinos del silencio

Por: Reinaldo Cedeño Pineda

Santiago de Cuba, 4 feb.- El ruido en lugares públicos de la ciudad, en especial la música alta en espectáculos para espacios abiertos, se ha convertido en un fenómeno reincidente dentro del ambiente cultural santiaguero.

A ello se suma la descoordinación entre estas actividades y la programación de instituciones aledañas, que afecta la calidad de las propuestas y molesta a muchos de los asistentes.

Sobre el tema vuelve el periodista Reinaldo Cedeño, en el primero de una serie de trabajos al respecto.

Impactos: 139

Entradas relacionadas