Mariana: Ceiba y Patria

“[…] una mujer excepcional que simboliza
por su estirpe y heroísmo a las que durante toda una generación
rompieron los moldes que les imponía la sociedad colonial y ocuparon su lugar
en la lucha por la independencia de la Patria […]”

Por: Lidiuska Cardero Diéguez / Foto: Daniel Houdayer

Santiago de Cuba, 27 nov.- Mariana grajales, ejemplo de rebeldía y patriotismo para la mujer cubana, deviene inspiración infinita para artistas santiagueros, quienes encuentran en su extraordinaria historia un ejemplo para las revolucionarias que dedicaron sus fuerzas a la soberanía de nuestro pueblo.

El reconocido escultor Alberto Lescay, creador principal del conjunto monumental de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo -hijo de la heroína- expresó su interés por captar artísticamente las esencias de esta mujer y de interpretar su espíritu y físico, voluntad cumplida cuando el 10 de octubre último quedó develada la escultura “Mariana Grajales, Madre ceiba, Madre de la Patria” en el cementerio patrimonial Santa Ifigenia de esta ciudad.

Fundida en los talleres de la fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas, con casi tres toneladas de bronce de casquillos de las municiones usadas por la artillería de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y con 4.60 metros de altura, la escultura se ubicó sobre un redondel con tierra de la finca de Majaguabo, en San Luis, municipio donde crecieron los Maceo Grajales, y que esparcieron una representación de jóvenes santiagueros, muestra de la continuidad de las nuevas generaciones con los próceres de su historia.

Para Lescay, trabajar en esta pieza, reviste una especial significación, sobre todo cuando Mariana conecta al artista con sus ancestros.

 

En el Sendero de los Forjadores de la nación cubana, en el campo santo santiaguero, la madre de los Maceo se levanta como símbolo de cubanía y máxima expresión de la mujer que supo encaminar los destinos de su familia, en favor de su país y la libertad. El Máster Arquitecto Omar López, Director de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba, señala sobre el proceso de inhumación que tuvieron los restos de Mariana el 10 de octubre último en ceremonia militar y por qué fueron depositados en la primera línea del campo santo santiaguero.

 

Mariana Grajales Cuello, Madre de la Patria, falleció el 27 de noviembre de 1893, en Kingston, Jamaica, a la edad de 78 años. Había nacido el 12 de julio de 1815 en Santiago de Cuba. Antes de morir, Mariana pidió que una vez que Cuba fuera libre, sus restos fueran trasladados a su tierra natal para tener descanso eterno. Cumpliendo la petición de la patriota, en la década del 20 del pasado siglo, el Ayuntamiento de Santiago de Cuba promovió su traslado a la patria. A 124 años de su muerte, la Madre de los Maceo recibe los honores de su pueblo y se reafirma inspiración infinita para los artistas santiagueros.

Impactos: 51

Entradas relacionadas