“Cuando ves el dibujo que sale de esos punticos… es hermoso, muy hermoso”

La paciencia puede ser un terreno fértil; el silencio, también. Si ambas condiciones se encuentran con unas manos incansables como las de Maritza Crespo Soriz, entonces puedo asegurarles que habrá frutos. Si tienen alguna duda, pregúntele a esta dama santiaguera.

Casi seis décadas de afición al tejido, han afinado sus gustos y conocimientos en la materia. Da gusto verla. En estos tiempos de quedarse en casa, ella no ha cesado y la tecnología ha venido a insuflarle ánimos, a trazarle nuevos caminos. Maritza ha dejado por un momento el cono rojo, el ganchillo y ha accedido a contarnos…

FOTO: Maritza Crespo Soriz, casi seis décadas de afición al tejido / Foto Marvin Rodríguez Torres (Colaboración especial)

Impactos: 148

Entradas relacionadas