“Los quiero ver a todos”

Por: Katiuska Ramos Moreira

Tener a un niño en casa en estos días de confinamiento es una suerte y una razón para mantenernos ocupados y alejar la rutina de nuestras vidas.

Ana Miriam, mi sobrina de nueve años, me despertó hace unos días con una sonrisa hermosa y una pregunta que me sacó de entre las sábanas: “¿y aquí, cuándo comienza la fiesta? “

Recordé que era 4 de abril, cumpleaños de la Organización de Pioneros Josa Martí y me dispuse a ser su cómplice.

Entre dibujos me recordó que era la Jefa de Colectivo de la Escuela Primaria Carlos García del Reparto Versalles, y que un día como ese, ella hubiera estado bien ocupada: un matutino especial, reconocimiento a los pioneros cumplidores, juegos… “que malo tía, nada de eso va a pasar”.

Estaba triste y me lo dijo: “extraño a mis amigos, pero quiero verlos a todos cuando el coronavirus se vaya, que nadie se enferme, así que lo mejor es obedecer y quedarnos en la casa“.

Ana Miriam siempre me sorprende. Lo que escuché esa mañana y el párrafo que escribió sobre Sancho Panza y su amistad con Don Quijote, me hizo sentir orgullosa. Sobre la escena de los molinos ella apuntó que Sancho, aunque sabía que no eran gigantes, nunca dejó de acompañarlo. Pensé lo bueno que sería para cualquier persona tener amigos como ella.

¿Qué es lo que más te gusta de un día como el de hoy, si hubieras estado en la escuela?, fue mi estocada a fondo.

_ Tía. A ti te lo puedo decir: ¡que no se da clases!

Anita percibió mi asombro y refutó sin darme tiempo.

_ ¡Pero es un día nada más, mija! Y todos los días no son 4 de Abril… Y todos los días uno no cumple años.

Impactos: 497

Entradas relacionadas