Amalgama de emociones entre “Buena Fe” y el público de Santiago de Cuba

Por: Miguel A. Gaínza Chacón

Santiago de Cuba, 9 abr.- Israel Rojas y Joel Martínez: el dúo Buena Fe, su grupo acompañante y el público santiaguero se fundieron anoche en amalgama de voces, música y simpatía para completar un concierto memorable en del Teatro Heredia.

Durante casi dos horas –inicialmente el encuentro estaba pactado para una hora y 15 minutos— se sucedieron no solo las canciones del disco Sobreviviente, que se promociona en la gira, sino de fonogramas anteriores.

Pero lo mejor fue, que a lo largo de la presentación ni una sola de las canciones las interpretaron Israel y Joel solos sino que los respaldaron unas 2 500 gargantas de quienes ocuparon completamente el balcón, la platea y los pasillos de la sala principal del “Heredia”.

Los vocalistas, con su eterna sencillez, intercalaron entre canciones reflexiones muy serias y anécdotas pintorescas; censuraron la violencia en general, y muy especialmente la que afecta a las mujeres y a las niñas, que en el mundo supera el 60% de todas las que se producen.

No escatimaron elogios para Santiago de Cuba donde son tan santiagueros como guantanameros en su natal tierra del Guaso; igualmente, realzaron a la Universidad de Oriente a la que irán el martes a hacer un concierto diferente al que se protagoniza en un teatro.

Recordaron que al iniciar esta aventura si alguien le hubiera dicho que un niño se sabría casi todas las canciones del dúo no lo hubieran creído. Pero ocurrió y el personaje estuvo allí en el “Heredia”. Entonces Israel invitó a subir al escenario a Pedrito, que con sus nueve años causó admiración al cantar acompañado por el grupo, primero solo y después a dúo con Rojas.

Saludaron especialmente a los trabajadores y dirección del Teatro, por el apoyo y el trato tan distintivo que les ofrecen.

En un momento del concierto, a Buena Fe se unió el talentoso saxofonista santiaguero Jorge Castro Reyes, o mejor, “Jorgito Azul”, quien cautivó con su maestría. Él se hizo músico en las escuelas de Santiago de Cuba, tocó en el cabaret Tropicana Santiago y formó parte del coro de cámara Música Áurea. Ahora trabaja en Varadero para la cadena Ibero Star.

Fue en la Playa Azul donde Joel e Israel conocieron a Jorgito; luego en una ocasión en La Habana lo invitaron “a subir” y también impresionó. Esa vez, el joven instrumentista les pidió repetir la experiencia en su tierra. Y anoche el deseo se cumplió con creces.

Después de casi dos horas del inicio, había crecido mucho más el nexo y la simpatía recíproca entre el público y “Buena Fe” y su grupo, en el que sobresale la popularidad de otro santiaguero: David, el percusionista.

Pasados algunos minutos del cierre, y aun resonando el eco de los aplausos, en el Salón de Protocolo del “Heredia” tuvo lugar una ceremonia muy sencilla pero emotiva: el joven Efraín Hechavarría Pagán, artista de la plástica, miembro de la AHS y del Taller Cultural Luis Díaz Oduardo en esta ciudad, le obsequió al dúo una obra, que Efraín tituló “Naturaleza”, pintura ‘hecha al café’ con técnica mixta.

También, fue la ocasión periodística y el momento del diálogo conciso con Israel Rojas:

“Terminando aquí esta gira breve, regresamos a La Habana y tenemos varios conciertos alrededor de la Capital: Matanzas, Pinar del Río… Luego Joel y yo saldremos para Colombia, después para México, donde vamos a estar en el Auditorio Nacional en un gran concierto que va a hacer Ricardo Arjona y nos ha invitado a que estemos con él. Por lo tanto mayo va a ser de mucha promoción internacional, y junio también.

“Luego a seguir la carretera… y trabajando bien duro para hacer el próximo disco y sin parar de laborar.

“No, qué va, todavía no tiene nombre el próximo disco. Pero será el décimo para saludar nuestro 20. aniversario y estamos intentando que sea algo bien especial para nuestro público.”

Impactos: 169

Entradas relacionadas