El Callejón Bofill, original sala en centenario Museo Bacardí

Por: Marlene Montoya Maza

Santiago de Cuba, 30 oct.- Por su originalidad, el Callejón Bofill constituye uno de los mayores atractivos para los visitantes del centenario Museo Emilio Bacardí, al recrear elambiente colonial de esta ciudad, siglos atrás. Ubicado en el exterior del lateral izquierdo, reproduce elementos arquitectónicos originales como adoquines,amplios portones y balcones salientes de varios estilos, conbarrotes de madera torneados y elegante herrería.

Aparecen, además, los faroles del alumbrado público con aceite, rejas decorativas, un corredor con sus pretorios deacceso en la fachada de la vivienda simulada y tarjas ylápidas rescatadas de diferentes sitios de la urbe oriental.

Nairobi Clavel, museóloga especialista de la institución, comentó a la ACN que esa réplica de una calle santiaguerade los siglos XVIII y XIX fue una idea deJosé Bofill Cayol, primer director delmuseo, quien fungió como tal durante45 años.

De esa manera, dijo, dejaba a las futuras generaciones la imagen del Santiago colonial.

Después de la muerte de ese patriota, pintor y escultor, la organización Acción Ciudadana de Santiago de Cuba determinó llamar con su apellido el callejón, en homenajea su creador, apuntó.

El Callejón Bofill es una de dos salas expositivas exteriores, la otra es el Patio Boytel, que acoge actividades  culturales,históricas y científicas con la comunidad y escuelas.

Bofill tuvo gran afinidad con el también patriota, intelectual y alcalde Emilio Bacardí, fundador del museo el 12 de febrerode 1899, junto a su esposa Elvira Cape.

Con motivo del aniversario 120 el próximo año, sus especialistas preparan un amplio programacon eventos, exposiciones, publicaciones y otras actividades.

 

Impactos: 49

Entradas relacionadas