Museo Tomás Romay, 52 años en defensa de la naturaleza

Por: Marlene Montoya Maza

Santiago de Cuba, 12 oct.- El Museo de Historia Natural Tomás Romay, de la ciudad cabecera y que este 10 de octubre cumplió 52 años, mantiene una importante labor con las nuevas generaciones para amar la naturaleza y cuidar el medio ambiente.

Considerada la primera institución abierta fuera de la capital de lo que lo fue la Academia de Ciencias de Cuba y hoy perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), es de sumo atractivo para el segmento infantil en el Corredor Patrimonial Las Enramadas, por lo interesante de sus exponentes.

Ello se conjuga con una labor educativa de sus especialistas, que se extiende a la sociedad, en particular a escuelas.

Luego de una reparación capital, en julio último reabrió con nuevas facilidades tecnológicas para la familia, y se beneficiará progresivamente con una renovación, gracias a un proyecto que asumen el Citma y el Grupo de Difusión Científica de México.

Las acciones se han previsto en varias etapas y la finalidad es convertirlo en el primer museo de historia natural de Cuba con tecnología de avanzada y de carácter interactivo.

La etapa inicial, ya concluida, contempló el diseño, levantamiento de necesidades, propuestas en las diferentes áreas y otras tareas para asegurar que en un futuro cobren vida todos sus espacios, bajo la premisa de que los museos deben ser ágiles, divertidos y multiplicar el conocimiento.

La Doctora en Ciencias Luz Margarita Figueredo Cardona, directora del Museo Tomás Romay, añadió que dispondrá de abundante información sobre la biodiversidad cubana y enseñará a su protección, y mencionó entre los ecosistemas los costero-marinos, de prioridad en la Tarea Vida.

Ubicado en el Centro Oriental de Ecosistemas y Biodiversidad (Bioeco), desde su apertura el museo tiene como uno de sus atractivos el planetario.

Impactos: 18

Entradas relacionadas