El refrán, sabiduría popular

Por: Pascual Díaz Fernández (Colaborador de Radio Siboney)

Santiago de Cuba, 19 jul.- Si existe un pueblo refranero en este mundo ése es el cubano. De casta le viene al galgo. De España nos viene un amplísimo repertorio de refranes que abarcan todas las esferas de la vida social tanto la íntima como la pública de la nación española, desde los gallegos hasta los andaluces.

El teatro renacentista español, llamado con razón, de los Siglos de Oro, está permeado de títulos basados en refranes populares: Lope de Rueda, Lope de Vega, Cervantes, Quevedo y Góngora, por mencionar sus voces más altas, titulan sus pasos, entremeses, comedias, y autos, con graciosos refranes; picarescos algunos, sentenciosos otros; pero siempre con una poderosa carga metafórica popular.

Si de un lado está la castellana Santa Bárbara, del otro, por supuesto, está el yoruba Changó. La presencia de las culturas africanas –congos, mandingas, bámbaras, ararás, y dahomeyanos, entre muchos otros- se encuentran entre los batientes de la cultura popular cubana. El refrán está en la cultura de la oralidad que conforma y sintetiza la experiencia de vida de un pueblo a lo largo de su devenir. Sin embargo, aunque la letra escrita contribuirá a su asentamiento y divulgación, el caudal de la oralidad será –como lo es- mucho mayor que el texto escrito.

Otro problema trae consigo la escritura, y es que lo escrito permanece pero las palabras se las lleva el viento. En el cambio entre lo escrito y lo hablado se pierden los múltiples aspectos que las palabras escritas no pueden reflejar: gestos, matices, intenciones y todo lo que se dice sin palabras.

Los refranes son familia de los aforismos, las sentencias y los conceptos filosóficos resumidos en pocas palabras, aunque traen consigo la marca de lo popular.

El trabajo de quien se interesa en la búsqueda y conservación de refranes puede ser complejo e ingrato. Se requiere de paciencia, suspicacia y sentido común. Si bien es cierto que, como se dice, para cada ocasión hay un refrán, también lo es que los refranes resumen situaciones comunes a muchas personas y colectivos humanos. Que sea popular no quiere decir que sea un reflejo de lo popular, por amplia y contradictoria que pueda parecer esta categoría.

La Antropología, la Semiótica y la Lingüística, entre otras disciplinas científicas, pueden contribuir a dar una posible respuesta a la problemática sobre los refranes. Lo cierto es que el refrán refleja la vida de la humanidad y ya de por sí, vale. Por tanto, lea refranes, que en el fondo es como leer poesía, ética o filosofía; así podrá conocer y disfrutar lo más sabio del ser humano. Como dice el refrán: Dime lo que lees y te diré quién eres.

Impactos: 56

Entradas relacionadas