Un 17 de mayo lleno de historia.

Hoy celebramos el día del campesinado cubano. Hombres y mujeres cuyo tesón y sudor diarios, hacen florecer los surcos y sustentar la mesa. En esta fecha también recordamos tres notables acontecimientos acaecidos en años diferentes.

El 17 de mayo de 1946 fue vilmente asesinado Niceto Pérez, un humilde campesino guantanamero que trabajaba la tierra en su pequeña finca María Luisa, asentada en El Vínculo, que formaba parte del Realengo 18, en la actual provincia de Guantánamo. Niceto, decidió no claudicar ante los injustos e inhumanos desalojos que sufrían los campesinos de la época. Ello le costó la vida. Su sangre bañó la tierra que labraba para sustentar a su familia. En su memoria fue erigido un monumento y declarado el 17 de mayo como Día del campesino. La valentía del hombre humilde y como muchos humillado, acentuó el arrojo de quienes le siguieron. No fueron pocos los campesinos que forjaron las luchas en la manigua. Los anfitriones de los campos cubanos se levantaron en armas para enarbolar la bandera de la libertad. Fue el espíritu de la lucha contra las injusticias lo que mantuvo airoso el clamor de rebeldía.

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, mostró el reconocimiento a la memoria de Niceto Pérez, cuando este día pero de 1959 en La Plata, Sierra Maestra, lugar donde radicó la Comandancia del Ejército Rebelde, firmó la Primera Ley de Reforma Agraria, la más importante y trascendente ley rubricada tras el triunfo de la Revolución Cubana. En aras de recordar estos notables acontecimientos, se decidió crear el 17 de mayo de 1961 la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), organización que agrupa y representa los intereses económicos y sociales de los campesinos.

Por ello, hoy recordamos el aniversario 75 del asesinato de Niceto Pérez, el 62 de la firma de la Primera Ley de Reforma Agraria, y el 60 de la creación de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP). Es, por tanto, una fecha para resaltar y renovar los compromisos del campesinado cubano de seguir adelante, forjando con su sudor, su entrega y sus cultivos hecho con amor y tesón, un mañana más sostenible.

Foto: Tomada de Internet

Impactos: 12

Entradas relacionadas