ROMPER EL SILENCIO

La Doctora Yipsia Durán Tamayo aconseja cómo tratar a niños con discapacidades en estos días de aislamiento social.

Por: Katiuska Ramos Moreira

Al centro, en una sesión de trabajo

Los niños y niñas con discapacidad no son una estadística que pone en relieve un problema. Son hermanas y hermanos, amigas o amigos que tienen una canción, un juego o un plato favorito, una hija o un hijo con sueños y el deseo de verlos cumplidos, un niño o una niña que sufre de alguna discapacidad, pero que tiene los mismos derechos que cualquier niño o niña.

Yipsia Durán Tamayo es una cubana, Licenciada en Educación Especial y Especialista en Logopedia que presta servicios en el Centro de Educación para niños con discapacidades Sanando en Gabón, país africano. Desde allí, en un gesto de amor profundo, coloca en el centro de su atención su empeño por visualizar el potencial de estos niños y acabar con los obstáculos a la igualdad de oportunidades. Yipsia quiere romper el silencio.

“Las personas con necesidades educativas especiales, son personas que tienen una condición diferente, pero son seres humanos con valor extraordinario. Aquí me preguntan mucho por qué hago este trabajo, sobre todo, porque al igual que en muchos países, las personas que se dedican a estas labores, casi siempre tienen cerca un familiar con alguna discapacidad, entonces crean fundaciones, construyen centros…

“En mi caso, te soy sincera, cogí esta carrera por casualidad, pero después me enamoré y vi la cara de la moneda que muchas veces no se ve. Servir a otros, estar para el otro, suele ser fácil entre semejantes; pero en el caso de estos niños es muy difícil. Yo tenía la experiencia de Cuba donde hay todo un sistema implementado para la atención y garantías de derechos de estas personas… cuando llegue aquí y vi las condiciones en que mucho de estos niños vivían, me dije: tengo que darlo todo, tengo que hacerlo”.

Foto: Cortesía de la entrevistada

“Eso fue lo primero, y después comprobar que cualquier detalle, cualquier iniciativa hace florecer a una persona que además, a lo mejor no sabe ni decir tu nombre, a lo mejor lo diga un día, a lo mejor no; pero es capaz de transmitir sin palabras, con una mirada, con una sonrisa, lo que siente. Eso es imposible de describir, eso es lo que me hace pasar la mayor parte de mi tiempo tratando de ayudar a estos niños, de ayudar a sus familias que siempre sufren.”

Confinada en su hogar como consecuencia de la actual pandemia, Yipsia no se detiene. En estos momentos, diseña programas on line para padres con el objetivo de orientarlos sobre cómo conducirse con sus hijos en situaciones como estas. Guía de actividades, juegos, canciones, pero nada sustituye, según ella, a lo que considera esencial.

“En este tiempo es importante reír, es importante divertirse y en el caso de los niños con discapacidades es importante compartir la alegría con ellos en cualquier circunstancia. Acompáñense, quiéranse y disfruten del momento de estar con ellos”.

Radio Siboney digital ofrece además un fragmento de la conversación que sostuvimos con la Doctora Yipsia Durán Tamayo

Impactos: 428

Entradas relacionadas